Atender a niños con especiales características, para apoyarles en sus estudios y habilidades personales, es una tarea pública que agradecen las familias vulnerables, y cualquier ayuda por parte de los educadores es bienvenida. La intencionalidad educativa es equilibrar las desigualdades y favorecer la igualdad de oportunidades en los niños y niñas.